NOVEDADES


DÍA DE LA INDUSTRIA

Una vez más, la celebración del “Día de la Industria” encuentra a las empresas de la cadena madera - muebles inmersas en un contexto económico, donde en la gran mayoría de los casos, se ven obligadas a tener que solucionar los problemas del día a día, que en profundizar una visión estratégica a mediano y largo plazo, que les permita desarrollar y hacer crecer su negocio.

Hay indicadores macroeconómicos que están totalmente fuera de su alcance como inflación, altas tasas de interés, falta de financiamiento, desaceleración del consumo, aumentos de tarifas, falta de energía, costos de logística, pero que terminan ejerciendo una influencia decisiva sobre el achicamiento de su mercado y la baja del índice de rentabilidad.

Y si bien hay que reconocer que solo han transcurrido ocho meses de un nuevo gobierno, se nota en el sector un sesgo de incertidumbre que se prolonga más de la cuenta ante la demora de una reactivación interna anunciada, pero que hasta ahora se ve reflejada más en las intenciones de los funcionarios que en la economía real.

Sin embargo, a pesar de este contexto, no se puede ignorar el rol que nos cabe como dirigentes, empresarios, industriales, y reivindicar la trascendencia que tuvo en la historia la “industria”, por su aporte constante al progreso y al desarrollo económico y social de nuestro país.

Existen en el sector aproximadamente 7.000 empresas en todo el país que generan trabajo para unas 70.000 personas. En un 90% se trata de pymes que demandan una materia prima cuya extracción se mide en periodos de entre 15 y 20 años. Por sus características específicas, en una gran mayoría tienen la necesidad de dar un salto cualitativo para poder ganar en competitividad. Esta exigencia las coloca ante la disyuntiva de recrear una nueva cultura empresarial que pueda descubrir en cada desafío una oportunidad de crecimiento.

Durante la próxima década todas las actividades de la forestoindustria se verán influenciadas de manera creciente por los temas medioambientales. En ese escenario la madera y sus derivados emergen como materiales del futuro por su representación de la naturaleza y su impacto beneficioso en el medio ambiente. Del mismo modo, la aplicación de criterios de mayor aprovechamiento de la materia prima; certificación; trazabilidad; maximización en el uso de la biomasa forestal, y productos estructurales y decorativos para un hábitat sustentable; ayudarán a consolidar su imagen y posicionamiento estratégico.

El país cuenta en la actualidad con distintos instrumentos de promoción e incentivo para las diversas actividades de esta industria. La Ley 25.080 (Promoción de Bosques Cultivados); la Ley 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos); el Programa Nacional de Certificación de Competencias Laborales; programas especiales del Ministerio de Industria a través de la SEPYME; la reciente sanción en julio de la Ley 27.264 (Programa de recuperación productiva), más conocida como Ley Pyme, por nombrar algunos de los más destacados.

Asimismo, el Gobierno ha manifestado públicamente su interés por desarrollar el potencial de la forestoindustria, tanto durante la campaña electoral como en las primeras medidas tomadas en el sector elevando el rango de la Dirección Nacional Forestal a Subsecretaría de Desarrollo Foresto Industrial; y aumentando de 100 a 260 millones de pesos la suma de aportes no reintegrables para la forestación.

En el mediano plazo, las políticas del Gobierno que se implementen para el sector deberán priorizar un modelo de crecimiento que ponga el foco en la integración productiva, la generación de valor agregado nacional, el fortalecimiento de la cadena de valor, y el mejoramiento de la cantidad y la calidad del empleo. Compartiendo siempre una visión de un país plenamente integrado donde las economías regionales puedan desarrollar todo su potencial.

A nivel mundial, las tecnologías 4.0, también llamadas industria inteligente o ciber-industria, comienzan a marcar el rumbo que tomará en el futuro la industria de la madera y el mueble. La organización de los medios de producción en torno a una fabricación interconectada que pueda adaptarse con mayor flexibilidad y velocidad a las exigencias de la demanda, nos ponen, a juicio de los expertos, ante una nueva revolución industrial.

Sin duda el desafío que tenemos por delante es muy grande y solo podemos pensar en enfrentarlo con éxito de la mano del conocimiento. Estado y privados trabajando mancomunados, y empresas con vocación de emprender acciones asociativas, permitirán crecer en un modelo de desarrollo productivo que sea ambientalmente sustentable, económicamente viable y socialmente justo.

Desde ASORA - Asociación de Fabricantes y Representantes de Máquinas, Equipos y Herramientas para la Industria Maderera, seguiremos trabajando para contribuir a que el país pueda contar con una industria fuerte y pujante que lo coloque en un lugar de privilegio en el mundo.

Osvaldo Kovalchuk
Presidente

<< otras novedades


 
 
- ASORA -

Home ili Institucional ilioEmpresas asociadas il iOferta tecnológicai l iCalendario ili Novedades il iLinks il iContacto